Sin libro propio

Acabo uno y empiezo otro. Compulsivamente. Llego a la última página y me entra el desasosiego.

Y ahora qué…

El autor termina su obra y a mí me deja solo. A quién voy a tener yo en la cabeza. A qué princesas, a qué amantes, a qué verdugo, a qué víctima, qué guerra, qué viaje, qué ensayo, qué vida.

Llego a la última línea y cierro la tapa con los ojos bien cerrados. A mi lado está el siguiente, preparado. Y sólo vuelvo a abrirlos para comenzar con su primera página:

Todo esfuerzo es poco si consigo seguir ignorando que en mi vida apenas hay escritas unas líneas. Y que ni siguiera en ellas soy yo el protagonista.

Anuncios

6 comentarios en “Sin libro propio

  1. Muy bueno el relato, conozco varias personas que sólo viven a través de los libros, las series… me parece bastante triste… con lo bonito que es ir añadiendo líneas al libro de tu vida.

  2. Bravo Pat!

    El último párrafo es certero y doloroso. Como una flecha disparada por un buen arquero.

    (Este es mi tercer intento de dejar un comentario, a ver si sale…)

  3. Interesante como diagnóstico del lector compulsivo; el permanecer continuamente en los imnumerables mundos de sus lecturas, le hace pasar desapercibido por la vida, le hace, en fin, no darse cuenta de sí mismo.
    buen relato.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s