31 de diciembre

Cómo somos, necesitamos que un día nos de la excusa para poder decir en alto aquello que sentimos, normalmente cuando se trata de algún sentimiento blandito. Porque un día te puedes llenar de ira y mandar a la mierda a quien tienes al lado, pero lo que de ninguna manera puedes, es mirar a ese alguien fijamente a los ojos y decirle “deseo que seas muy feliz”. ¿Por qué? Porque es una mariconada. Porque es raro. Porque no se hace. Y punto. Porque hay unas normas. Porque la felicidad, tanto en masa como en particular, se desea el día 31 de diciembre, cuando acaba el año, cuando empieza el nuevo. Porque el año nuevo representa el futuro.

A mí me parece que desear felicidad, así en general, es lo natural. Desear la propia se da por supuesto. La de amigos y familiares también. Pero igualmente inmediato me parece el desear la de cualquiera a quien no conoces de nada. Por el mismo motivo por el que uno desea la de las personas a quienes quiere. Por egoísmo puro y duro. Y es que la felicidad es contagiosa, al igual que el sufrimiento.

Anuncios

5 comentarios en “31 de diciembre

  1. Por una vez discrepo contigo.
    Y siento que sea hoy, o a lo mejor me alegro, no lo tengo claro.
    Puede que hoy se desee la felicidad y la suerte “en masa”. No está mal que se haga.
    Pero puedes deseársela a quien tienes al lado sin que sea antinatural, ni raro. Por muy por supuesto que lo des.
    O a caso no decimos “te quiero” a quien se supone que queremos. Lo hacemos aunque no haga falta, aunque se dé por hecho.
    Creo que con la felicidad, también. Y en algunos casos sobremanera.
    Un beso y Feliz año.

  2. Por supuesto que no está mal que se haga. A las personas muy cercanas puede que se de el caso y lo digamos en voz alta muchos días al año. Pero para hacerlo en general nos hace falta esta excusa. Ojalá hubiera más.

  3. ¡AJA! El mundo es un pañuelo …Lleno de mocos. Tanto echarte de menos en la comu, y aquí nos encontramos de nuevo. Pues como tu muy bien dices, Gloria y yo te deseamos mucha felicidad. Como siempre, el post precioso. Un abrazo

  4. A mí es que me quedaron secuelas de mi época hippy, yo soy de las de Paz y Amor todo el año… (sin necesidad de fumar), pero llevo a estas alturas de navidad una sobredosis de felicitaciones varias… sobre todo desde ayer, que parece que esta noche es el apocalipsis.
    Por si acaso se acaba el mundo a las doce… Un beso muy fuerte!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s