Relato: El nieto

por patricia

¿Es su nieto? Qué bonito es… y  cuatro mesecitos… qué preciosidad.

Yo nunca voy a  ser abuela.

Mire, mi  hija mayor va a cumplir 41 años, y nada. Y la pequeña tiene 39, y tampoco. Ni intención que tienen.  Pero tampoco pasa nada. Bueno, me habría gustado, es como si me faltara algo. Pero ellas… fíjese, iba el otro día con mi hija la mayor  y pasó una señora con una niña. Preciosa. De estas guapas que además comprometen con su simpatía, llamado la atención de todo el mundo.  Y le dije a mi hija  mira, mira qué preciosidad. Y mi hija me contestó ¿el qué?

Ni se había fijado.  Y es que no le gustan, no siente nada, no le llaman la atención, no tiene ahí eso dentro.  Bueno, cada uno es como es, y ellas han elegido otra vida.

Mírele qué bonito, cómo mira, qué ojos, qué piel, qué olor a bebé… Y es que se pasa muy deprisa. Crecen muy deprisa. Yo ya ni me acuerdo.  Si mis hijas hubieran tenido uno así para que yo lo pudiera abrazar…

Además hoy en día, el hecho de no tener pareja no tiene nada que ver para ser madre. Que oye, anda que no hay hombres, que si tampoco les gustan como para vivir con ellos, o casarse, pues no hace falta. O adoptar. Podrían haber adoptado un niñito… aunque yo habría preferido que naciera de ellas.

Pero ellas no. La mayor es azafata y viaja mucho. La pequeña trabaja en un ministerio.  Se pegan una vida… qué casas, qué viajes, qué todo.  Y yo, yo  siento un vacío…Vaya dos hijas me han salido. Menudas pájaras.

Le voy a decir una cosa: eso es egoísmo.

Anuncios