En boca de otro (II)

¡Ay, no poder quemarme vivo en ti,

sin hambre, sed ni sueño,

porque no quiero verte sino serte,

ser en ti yo, vivir yo en ti,

ser, terminado como tí, yo mismo siempre,

y siempre igual, siempre distinto,

repetido y sin guía, siempre!

(Extracto de El nuevo mar.  Juan Ramón Jiménez)