el misterio de los lenguajes incomunicantes

Murúa Niño a veces se desconcertaba con cosas que sin embargo eran comprensibles para la mayoría, y bautizaba sus desconciertos -no le gustaba llamarlos “cosas”- con nombres que resultaban comprensibles para él y desconcertantes para la mayoría. Al último desconcierto, Murúa Niño lo había llamado “el misterio de los lenguajes incomunicantes”. Para él era sencillo y directo entender que … Sigue leyendo el misterio de los lenguajes incomunicantes

Nothing else

Amar sin ser correspondido. Valiente putada. Hasta ahí creo que todos estamos de acuerdo. Sobre amar, sus maravillas y sus desastres se ha escrito desde que el ser humano escribe sobre algo. Vale, antes está lo de las leyes del Código de Hammurabi, pero también podríamos discutir si los abogados son humanos del todo… En…